Social Media con algo de humor y groserías :)

@Riclargo

Breaking

jueves, 29 de diciembre de 2016

2:32 a.m.

¿Cuál es la diferencia entre un contrato por prestación de servicios y uno laboral?

Porque el público lo pidió, voy a explicar de una maldita vez por todas, cuál es la diferencia que hay cuando uno trabaja como freelance (prestación de servicios) y como empleado (laboral).

Para que no les sigan viendo la cara.

(Y también para que pongan a sus jefes a leer este post cuando se les olvide lo que iban a decirles).

¡La guachafita se les acabo!

Ese rollo de contratar engañar a diseñadores, comunicadores, publicistas, relacionistas públicos y otros profesionales tiene que terminar.


¿Muy emprendedor? ¿Muy generador de empleo?

¡Pues hágalo bien y de forma legal hpta!

Perdón. Me exalté.

La excusa de "es que soy emprendedor y no tengo para pagar la seguridad social de mis empleados, ni darles prima, ni beneficios" es completamente válida.

Si no, pregúntele a Steven Paul Jobs cómo hacía con sus primeros amigos/empleados en el garaje de los papás.

Lo que sí es un completo descaro es contratar a la gente por medio de prestación de servicios y hacerla cumplir con cosas que son única y netamente propias de un contrato laboral.

¿Se imaginan que a un empleado que va todos los días de 8 a 5 de lunes a viernes a una oficina y cumple al pie de la letra las órdenes de su jefe inmediato no le pagaran prima, prestaciones, salario, ni una parte de la seguridad social?

¡Pues es lo que están haciendo las agencias, empresas y hasta entidades del Estado!

Eso mismo, amigos.

Eso se conoce como subordinación.

Apréndanselo bien: SU-BOR-DI-NA-CIÓN.


Si hay subordinación (cumplimiento de horarios de entrada y salida, asistencia a un lugar de trabajo y órdenes directas a seguir de forma permanente como subordinado), realmente se trata de un contrato laboral.

No uno por prestación de servicios.

Dicho en otras palabras, es como tener la mamá, pero muerta.

*Por cierto, hoy exactamente cumple un año de fallecida la mía :'(

No recibimos prima, pero nos la gozamos

El caso es que muchas agencias se dedican a ocultar (bajo un contrato por prestación de servicios) una relación laboral. 

Y eso las obliga al pago de todas las prestaciones sociales.

Pero no sólo pasa en las agencias de apartamento.

En el Estado pasa lo mismo, las entidades no pueden contratar gente y ponerla a realizar labores propias de un empleado/funcionario público.

¡Ahí existe una relación laboral!

Así que el empleado puede demandar ante un juez laboral, declarando la existencia de una relación de trabajo.

Y ahí se haría necesario el pago de las prestaciones sociales y las indemnizaciones pertinentes.

De hecho, es algo muy heavy y los contratistas que están demandando a las entidades del Estado, ¡están ganando!

BAIA, BAIA.

El teletrabajo autónomo, freelancing, prestación de servicios y cosas por el estilo, vienen siendo prácticamente lo mismo.

Así como un contrato laboral a término indefinido, fijo, verbal, escrito y otros parecidos son la misma vaina (con ciertas diferencias).

Explicado con plastilina, cuando a alguien lo contratan bajo la modalidad de prestación de servicios y luego lo cogen de bobo y sufre subordinación, automáticamente, ese contrato pasa a ser laboral.


¿KHEEEEEE?

Sin importar qué nombre le hayan puesto a dicho documento.

Otra cosa, a un freelancer no se le mide su trabajo por horas, se le mide por objetivos, entregables, trabajos finalizados, proyectos, etc.

Eso de "horas hombre" es para los que marcan silla fingiendo que trabajan (sencillamente porque les toca).

Así que ya saben, el mundo está cambiando, chiquillos.

El campo de la publicidad y la comunicación (ahora digital) ya no es como lo muestran en MAD MEN.

¡Uy, así qué chiste!

El futuro de este rollo depende de nosotros, los 'millennials' (treinteenagers) y de la generación mucho más PRO que nos sigue, 'la generación Z'.

Por cierto, yo ya me subí al bus y les cuento que me voy a meter de lleno como community manager freelance.

A mitad del 2017 me voy a ir a vivir a Medellín y seguiré trabajando con clientes de Bogotá y de allá.


Si me quieren contratar, acá está toda la info.

La idea de este post es plantarles cara a esos dueños de empresas, agencias y entidades que se hacen los güevones con las condiciones de un contrato, sea cual sea.

Y para aplaudir y felicitar a los que sí hacen las cosas bien y son conscientes de lo que pueden ofrecer a sus empleados o contratistas que al final son quienes sacan adelante sus sueños.

En resumen, la diferencia entre un contrato laboral y un contrato por prestación de servicios es la misma que hay entre un matrimonio y una unión libre.

-
Para saber qué guachafita estoy armando en Twitter, estoy aquí.

Ah, y si están buscando CM freelance, estoy aquí.

↓ Abajo pueden escribir comentarios con quejas, reclamos, madrazos :'(, felicitaciones, amenazas, dudas, claves de cuentas bancarias y todo lo que se les ocurra. Apenas las vea, entro y respondo.

*Si les gustó o pueden ayudar a alguien con esto, pues compártanlo en sus redes (es gratis).

martes, 27 de diciembre de 2016

3:49 p.m.

Linkedin no sirve para conseguir empleo

Hay una gran confusión con el uso de esta red.

Algunas personas creen que por el simple hecho de montar su perfil y experiencia la van a llamar.

Eso no pasa.

Seamos sinceros, Linkedin es útil (principalmente) para la gente que ya tiene experiencia.

A nadie le importa conectarse con alguien que está terminando la carrera, que no tiene experiencia o que apenas es practicante.


Es un poco cagada decirlo, pero es así,

Es como en el colegio o la universidad, a nadie le interesa ser amigo o tener relación con un primíparo.

Yo leo y escucho todo el tiempo a la gente diciendo cosas como "a mí nunca me ha salido trabajo por Linkedin" o "¿usted conoce a alguien que haya conseguido trabajo por Linkedin?".

La respuesta en la gran mayoría de los casos es obvia: un rotundo no.

Yo llevo bastante tiempo usando esta red, incluso desde que no tenía versión en español.

Y tuve una gran ventaja en ese momento: He trabado como en 607956072425623452345 sitios diferentes.

Esto me sirvió para poder conectarme con mucha gente que trabaja o trabajó en las mismas empresas que yo.

Un tiempo después, Linkedin se fue mejorando, hasta lo que es hoy.

Aunque todavía le falta ir puliendo más cosas.

La pestaña de trabajo ha mejorado un montón y ahora permite tener alertas de búsqueda de vacantes.

Yo la uso mucho para las vacantes que comparto en mi grupo de Facebook.


Un amigo que me ha ayudado un montón a conseguir empleos, dice una frase que es muy cierta: "Linkedin es la red de los desempleados".


Suena cruel, pero es verdad.

Cuando alguien está buscando empleo, desempolva su cuenta y empieza a revisar a ver qué encuentra.

Si ven a alguien que de un momento a otro se vuelve súper activo en Linkedin, es probable que esté buscando trabajo o que ya esté mamado del que tiene actualmente.

Hay que saber usar esta red para sacarle provecho

Como cualquier otra red, Linkedin es lo que uno quiere que sea.

En mi caso, me ha servido como un putas para hacer contactos importantes en las agencias, entidades y empresas que me interesan.

Para eso sirve Linekdin.

No es para encontrar empleo, es para hacer buenos contactos.

Y como todo en la vida, el empleo se consigue a través de buenos contactos.

Esta red no permite agregar gente así a la loca.

Uno debe conocer a las personas, pero...

Hay varios trucos que pueden funcionar (y lo hacen bastante bien).

Si quiere agregar como contacto al CEO de una gran empresa (no como esos imbéciles que ponen que son CEO de su propio garaje o empresa de pasteles) o quiere agregar a un vicepresidente creativo de alguna agencia importante, siga estos consejos.

El primero es estar en un grupo que esa persona ya esté, así podrá agregarlo de una.

El segundo, y más importante, es agregar a las personas desde la app.


Sí, así de fácil, desde la app no le piden nada, los agrega y ya (no sé si es igual en la de iOS, pero en Andorid funciona perfecto).

La parte difícil viene cuando ven su solicitud y su perfil no es para nada interesante.

Ahí es cuando viene la parte clave de la red, su usted no es nadie (laboralmente), no espere mucho en Linkedin.

En todo caso, hay más opciones.

Un amigo me dijo que la versión premium es una herramienta brutal si uno está buscando empleo y quiere postularse a las vacantes que publican las empresas.

Recuerde que hay gente que publica vacantes en su perfil, pero también hay empresas que publican directamente para reclutar y ahí es cuando la versión de pago lo pone de primero a usted como candidato.

Otra cosa que me ha servido un montón es publicar artículos como éste en mi perfil.

Así se da uno a conocer mucho más y se puede mostrar la carreta que uno sabe hacer.

Si uno ya tiene suficiente experiencia y la ha adquirido en sitios relevantes del mercado laboral (no en Pepito Pérez S.A.), es probable que un par de veces lo contacten los llamados 'head hunters'.

Ahí es cuando uno se siente orgulloso de la carrera que lleva, aunque pasa pocas veces.


El caso es que la próxima vez que esté buscando nuevas oportunidades, sepa sacarle provecho a Linkiedin, haciendo buenos contactos.


Lo que recomiendo es tener contactos de la agencia o empresa a la que usted quiere ingresar.

O si acaba de ver una vacante disponible para trabajar ahí, le escriba a algún contacto que trabaje allá para que lo conecte o lo recomiende.

Yo estoy buscando trabajo como community manager freelance porque no me mata mucho el tema de estar en oficina todo el tiempo.

Ya estoy empezando a hacer buenos contactos en Medellín porque el próximo año me iré a vivir allá.

Y además, porque hay cambio de gobierno en el 2018, así que donde trabajo actualmente (de manera freelance), no se sabe si vaya a seguir.

Así que ya saben: hagan buenos contactos, nunca saben cuándo les ayudarán a llegar a su nuevo empleo.


-
Para saber qué bobadas comparto en Twitter, estoy aquí.

Para ver mi perfil de Linkedin y agregarme (si les pide email es riclargo@outlook.com), estoy aquí.

↓ Acá abajo pueden dejar todos los comentaros que quieran, propuestas indecentes, decir eso de que no eran necesarias las groserías y todas las pendejadas que quieran. Apenas las vea, entro y les respondo (y si les gustó el post o le puede servir a alguien más, compártanlo, es gratis).

miércoles, 21 de diciembre de 2016

12:39 a.m.

¿Qué hacer si su trabajo es una mierda? 💩

No se quede callado, ¡renuncie!

Tener un mal trabajo es lo peor que le puede pasar a cualquier persona.

El trabajo depende de muchos factores.

Compañeros, funciones, horario, contrato, beneficios, infraestructura, tiempo libre, satisfacción personal, salario, jefe...

Principalmente, el jefe.

Cuando la gente renuncia a un trabajo de mierda, realmente está renunciando a un jefe de mierda.


Es así de sencillo.

La gente no se cansa de los demás factores tan fácilmente.

Hay gente que no gana un carajo de salario, pero se la goza.

Gente que tiene como mil funciones, sale de noche y aún sigue.

Pero cuando se trata del jefe, no hay pero que valga.

Los tiempos cambian, la gente no quiere tener a un idiota diciéndole qué hacer, cómo, cuándo y dónde.

Si usted está en esta situación, lo mejor es que no deje pasar más tiempo.

¡Lárguese de ahí!

Esto ya está mandado a recoger

Por suerte, la generación de los jefes actuales ya va de salida.

Las cosas cambian.

Y en nuestro campo (social media, comunicaciones, publicidad, etc.) es cada vez más normal que la persona que está arriba sea más un líder que un jefe.

El rollo está en que uno también aprenda de los jefes buenos y malos para no repetir la historia.

Si su jefe trabajo es una mierda, renuncie.


Eso sí, recuerde que es más fácil conseguir trabajo cuando ya se tiene uno.


Así que hágalo como Tarzán: no suelte una liana hasta tener la otra agarrada.

Y apenas la agarre, váyase de ahí sin mirar atrás.

Total, el día que quieran echarlo, no les va a dar ni un poquito de remordimiento (eso funciona para ambas partes).

Además, si lo suyo es ser community manager, esta época del año es la mejor para buscar empleo.


-
Para saber qué otras groserías escribo en Twitter, estoy aquí.

Para saber en qué sitios (como 11 en total) he trabajado, estoy aquí.

↓ Abajo pueden dejar todos los comentarios, preguntas, dudas, groserías, amenazas y cualquier otra cosa que se les ocurra. Apenas la vea, entro y respondo.


miércoles, 14 de diciembre de 2016

4:26 p.m.

¿Por qué diciembre-enero es la mejor temporada para conseguir empleo como community manager?

¿Qué dijeron?

¿Se acabó el año y este man no volvió a escribir un carajo?

¡Pues no!

De hecho, voy a empezar a escribir varias veces por semana (tal vez a diario).

En este intento de blog han ocurrido dos grandes cambios.


Uno fue cuando dejé de escribir sobre las pendejadas que ocurrían en Twitter cada semana y empecé a escribir vainas enfocadas sólo en social media, publicidad y community management.

El otro "gran" cambio empieza desde hoy y estará presente todo el 2017...

¡Voy a escribir puras pendejadas cortas casi todos los días!

Así es, ya los posts no serán largos, me mamé de eso y me quita mucho de mi valioso tiempo.

Ahora sí, a lo que vinimos:

¿Por qué ésta es la mejor época para conseguir empleo como community manager?

Fácil.

A mitad de diciembre las agencias contratan gente nueva.

Las razones son varias...

Echan gente mala.

Contratan gente nueva.

Llegan nuevas cuentas o clientes y eso significa contratar nuevos equipos.

Se sacan presupuestos y se determina qué se necesita para el otro año.

En enero ocurre algo similar.


La pereza que les ganó en diciembre, los coge con los calzones abajo y empiezan a buscar la gente que le prometieron al cliente que ya tenían.

Por otro lado, la gente que tenían trabajando, les renuncia.

Renuncia porque se ganó alguna vacante de las de diciembre.

La Navidad hace que uno piense que su vida no tiene sentido

También porque el existencialismo de la Navidad y el Año Nuevo los hizo tomar la decisión de dejar de comer mierda o buscar nuevos retos y esas cosas que hace ahora la gente.

Así que si están buscando trabajo o están mamados del que tienen, están en la mejor época para hacerlo.

Y si no saben por dónde empezar, aquí les dejo el grupo de Vacantes para community managers en Colombia.

Esta semana han salido varias y seguirán saliendo hasta finales de enero cuando se hagan los revolcones de principio de año en empresas y agencias.

-
Para saber que pendejadas escribo en Twitter a diario, estoy acá.

Para ver algo de mi experiencia laboral y contratarme como freelance, sin tener que vernos las caras todos los días, estoy acá.

Abajo pueden dejar sus madrazos, deseos de feliz Navidá, regaños, sarcasmo, chistes flojos y todo lo que se les ocurra. Apenas lo vea, entro y respondo.


martes, 18 de octubre de 2016

6:14 a.m.

¿Qué hacer si nadie me contrata por no tener experiencia? :(

Jamás había escrito un post completo desde mi celular.

Se siente un poco raro y el maldito corrector cambia muchas palabras.

Así que cualquier cosa puede malir sal.

Pero es divertido.

En este momento son las 3:00 a.m. y no tengo sueño.

Así que decidí escribir este post luego de estar viendo varios videos de TED que me sirvieron como inspiración.

Por cierto, estoy entre las cobijas y lo único que se ve es la pantalla del teléfono.

Empecemos...

Cada cierto tiempo, alguien que no conozco me contacta para decirme que no sabe qué hacer porque en ningún lado lo contratan y cree que es por no tener experiencia. 


Me preguntan algo que es bastante estúpido ilógico: ¿Qué curso o diplomado me recomienda?

WTF.

¿Es en serio?

Si uno necesita experiencia, lo que menos experiencia le va a aportar es algo en lo cual no experimenta absolutamente nada.

Leer este post no sirve como experiencia, asistir a una charla de un experto, tampoco.

Vamos a lo básico.

¿Qué significa experiencia? 

Conocimiento de algo, o habilidad para ello, que se adquiere al haberlo realizado, vivido, sentido o sufrido una o más veces.

Es lo que yo estoy haciendo en este preciso momento porque jamás se me había ocurrido escribir un post desde mi celular.

No es la experiencia más cómoda, excepto porque estoy escribiendo acostado entre las cobijas.

Pero en algún momento me servirá para algo.

Al menos para decir que ya tengo experiencia haciéndolo.

Lo peor que puede hacer alguien que necesita experiencia es creer que un curso es igual a tener experiencia. 


Los cursos, charlas, conferencias, tutoriales y esas cosas aportan conceptos, herramientas e ideas, pero no sirven de nada si no se llevan a la práctica.

Es más, siempre a veces es mejor ser autodidacta.

En Internet está todo.

Si uno quiere aprender a administrar cuentas de Twitter con HootSuite, hay cientos de videos en YouTube.

Si uno quiere aprender a editar video, hay miles de opciones.

Si uno no tiene experiencia como community manager, se puede inventar una comunidad de lo que a uno se le ocurra.

Yo le enseñé a mi perro a sentarse gracias a Internet.

Hasta se puede crear un nuevo medio de comunicación que informe sobre temas interesantes.

O informar mierda, como Actualidad Panamericana.

Crear una serie web.

Incluso, crear videojuegos es posible.

Lo que se le ocurra, se puede hacer.

¡Y gratis!

Julius Yego, el campeón mundial de jabalina, aprendió a lanzarla con YouTube.


Y si un man llamado "Julius" pudo hacerlo, cualquiera puede. 

No. No aprender a lanzar jabalina. 

Me refiero a arriesgarse a hacer algo que uno nunca ha hecho. 

Internet sirve para aprender y luego poner en práctica eso que uno quiere lograr. 

La única forma de adquirir experiencia es pasar de la teoría y el aprendizaje a la práctica, a hacerlo uno mismo. 

Así sea a las malas, algo se aprende después de probar 

La práctica hace al maestro, no la teoría. 

No entiendo cómo es posible que alguien que quiera trabajar como community manager diga que no tiene experiencia. 

Es putamente fácil. 

Ninguna red social popular cobra por abrir un perfil/cuenta/página/grupo y empezar a experimentar. 

Lo que da más miedo de contratar a alguien sin experiencia es que todas las cagadas que va a hacer, las haga con la cuenta oficial de una marca/empresa/entidad.

Además, es mucho más interesante el perfil de alguien que apenas está empezando y ya tiene proyectos e iniciativa propias.

Ahí es cuando vale verga el que tiene 10 cursos, pero nunca ha publicado una sola cosa.

Termina siendo más valioso alguien que creó su propia comunidad o un sitio web y ha venido teniendo muchos errores. 

Alguien que ya pasó esa etapa y sigue mejorando. 

En ambos casos, la van a seguir cagando de vez cuando. 

El único curso útil en este ejemplo sería uno de ortografía. 

Eso falta como un putas, incluyendo a gente que lleva años trabajando con social media. 

Yo empecé de la nada, creando comunidades y grupos cuando no tenía ni trabajo y aún a nadie le pagaban por hacer eso. 


Y ahora, mírenme, sigo viviendo en el sótano de mis papás.

Cuando empezaron a pagar y le pusieron nombre, yo ya tenía experiencia. 

Solo que venía haciéndolo gratis. 

Ya no, ahora cobro hasta cuando me piden consejos.

¿Por qué? 

Porque la experiencia vale, así uno la haya adquirido gratis.

Ese esfuerzo siempre va a valer la pena. 

Es poder decirle a otro que uno ya pasó por ahí y puede hacerlo mejor, asesorarlo. 

El popular "más sabe el diablo por viejo que por diablo".

¿Cuál es la ventaja de ser autodidacta y crear proyectos que dependan de uno mismo?

Todas. 

Uno hace, literalmente, lo que le dé la gana. 

Yo, por ejemplo, puedo escribir aquí todas las groserías que me sepa y nadie me lo puede prohibir. 

Yo soy el que decide la reglas.

Y pasa lo mismo si creo una página, un perfil, un grupo, un canal, un medio de comunicación...

Es tener la libertad de hacer lo que a uno le gusta y no como le gusta al dueño o al jefe, sino como le gusta a uno y punto.

Las redes sociales permiten eso, uno puede crear miles de experimentos. 


Yo creé este intento de blog como en el 2011 y gracias a él he conseguido trabajo y han publicado varias cosas de aquí en medios reconocidos del país. 

Parece que decir chistes flojos y groserías sin sentido, sí paga. 

De hecho, sigo usando la misma plantilla vieja hace años. 

El día que la iba a actualizar, decidí darles gusto a los que la criticaban y hacer otro sitio un poco más serio y esas cosas. 

Ahí nació www.riclargo.com 

No se necesita dinero, sólo creatividad. 

¿Y qué es la creatividad? 

Ver lo que otros no han visto aún.

Todos quieren o necesitan algo 


De hecho, la ventaja de no tener trabajo cuando uno apenas se acaba de graduar es que tiene una cantidad de tiempo libre absurda. 

Puede seguir derecho dos días sin tener que preocuparse por madrugar o cumplir con algún compromiso.

Puede devorarse todos los artículos, blogs, tutoriales, videos, charlas de TED, libros, series, películas y cuanta otra cosa le sirva para el proyecto que tenga en mente. 


Otra opción es trabajar como voluntario en un proyecto que ya exista. 


Puede ser una ONG, un medio alternativo, una universidad, una startup, cualquier cosa. 

Eso sumará como experiencia. 

Sí, es la cagada, pero a nadie lo ponen como director de algo apenas se gradúa. 

Y si lo ponen, va a ser un desastre, precisamente, por falta de aquello, la experiencia. 

Es muy probable que eso que para usted es un simple hobby o un experimento, se termine convirtiendo en algo increíblemente grande.

O que sea el primer paso para llegar al sitio que usted quiere. 

La clave está en no quedarse esperando el milagrito de la vacante que no le pida experiencia. 

La experiencia es sólo eso y puede conseguirse gratis. 

El tiempo que lleva cruzado de brazos, esperando que alguien lo llame, es el tiempo que ya podría tener de experiencia. 

Si cree que es muy bueno en algo, la mejor forma de comprobarlo es creando algo propio. 

Creando su propia experiencia. 

Es probable que sólo se convierta en un proyecto pasajero que le sirvió para algo o en ese experimento lleno de errores que fue un completo fracaso. 

Al final, no importa.

Lo que importa que se arriesgó a hacerlo, le perdió el miedo y adquirió la experiencia que antes no tenía. 


Es más, puede que se enchimbe y terminé siendo multimillonario sólo por haberse puesto a trasnochar para lograrlo. 

Mark Zuckerberg trasnochado en su cuarto de la universidad

Por cierto, les recomiendo verse una película llamada Piratas de Silicon Valley.

La encuentran (obviamente) en Internet y cuenta la historia de dos tipos que tal vez conozcan. 

-
Para saber cuánto me demoré escribiendo toda esta mierda desde el celular, estoy aquí

Para saber cuánto cobro por una asesoría de 2 horas, estoy aquí

Abajo pueden escribir todos sus comentarios, madrazos, dudas, PQR, felicitaciones y cualquier cosa que se les ocurra. Apenas la vea, entro y respondo. (Y si les gustó o puede ayudarle a alguien, compártanlo)

jueves, 29 de septiembre de 2016

4:15 p.m.

¿Por qué los jefes le tienen miedo al teletrabajo?

Muchas de las empresas y agencias de publicidad/comunicaciones del país están siendo dirigidas actualmente por gente que está aburrida de lo que hace o que dentro de poco ya se va a pensionar.

Sí, esa gente que tardó 4 años en entender qué es un youtuber.

Esa gente que no entendía para qué era Twitter.

Esa gente que le daba prioridad a la televisión, hasta que en Cannes empezó a ganar premios todo el rollo de social media.

Esa gente que, simplemente, le tiene miedo al teletrabajo.


Yo diría que ni siquiera es miedo al teletrabajo, es miedo a perder el poder.

Esa ilusión de poder que tienen algunos que creen que las personas son sus "empleados".

Las jerarquías en las empresas sirven para crear esa ilusión.

La ilusión de que el gerente, director o cualquier mando medio es dueño y señor de todos los que están debajo.

Como si les pertenecieran.

Y no, no es así.

Ninguno de ellos paga el sueldo de las otras personas.

Tampoco les están haciendo un favor.

Están ahí para dirigir, gestionar y coordinar a un grupo de personas que tienen unos objetivos.

Objetivos que deben cumplirse y lograrse de la forma que sea.

Pero no, muchos de ellos creen que están ahí para cerciorarse de que los "empleados" asistieron al trabajo.

¿Que son? ¿Celadores?

Generan la típica cultura de premiar al que llega temprano y se va tarde.

En señalar al que se va apenas el reloj marca la hora de salida.

¿Y los objetivos qué?

¿Dónde putas queda lo importante?

Es como si se tratara de premiar a la gente que ve el trabajo como su vida, así sean mediocres o hagan mal las cosas.

Lo importante es ver a la gente sentada fingiendo que trabaja.

En muchos casos, es una batalla perdida

En este punto aclaro que no todos los trabajos son susceptibles a ser realizados desde un lugar distinto a una oficina.

Últimamente he escrito bastante sobre este tema y no falta el que empieza a poner ejemplos realmente obvios e innecesarios.

Sí, es lógico que el conductor de bus, la cajera de banco, el repartidor de pizza y cualquier otro cargo que requiere contacto físico permanente, deba estar de manera presencial.


Y me vale verga, no estoy hablando de ese tipo de labores.

Yo me enfoco especialmente en temas de comunicación y publicidad.

Todo el rollo de creación de contenidos digitales.

Aún así, hay muchas empresas que ya están implementando el teletrabajo, no de forma permanente, pero sí al menos 1 ó 2 días a la semana.

La gente que más puede teletrabajar es la que está sentada todo el día detrás de un escritorio.

Gente que lo único que necesita para hacer lo que debe hacer es tener un dispositivo con acceso a Internet y programas de apoyo.

En fin. Volvamos al tema que nos interesa a los que trabajamos en comunicaciones y publicidad.

Los jefes le tienen miedo al teletrabajo porque, de manera infundada, argumentan que si no ven a la gente sentada en una oficina, creen que no están haciendo nada.

Falso.

De hecho, la gran mayoría de personas que están en este momento en la oficina, no están haciendo absolutamente nada productivo.

(Miren disimuladamente a su alrededor)

Esto tiene varios motivos.

La gente realiza labores que, dependiendo de su habilidad, pueden hacerse en mayor o menos tiempo.

Muchas de ellas requieren creatividad y la creatividad no llega simplemente diciéndole al cerebro "bueno, vamos a sentarnos de 8 a 5 a ser creativos".

Así como hay días en los que uno cree que el trabajo es infinito y que ese informe jamás va a terminar, hay otros días en los que, literalmente, no hay nada qué hacer.

Todos hemos vivido esos primeros 15 días de enero en el que las oficinas parecen un pueblo fantasma y no hay casi gente, pero toca ir a poner la cara sólo porque sí.

Hay algo peor a tenerle miedo al teletrabajo: no darse cuenta de que ya se viene haciendo.

Todas las empresas tienen proveedores

Vamos a lo obvio y más allá...

Yo no sé si la gente es demasiado estúpida para no darse cuenta o si algo raro pasa con este rollo.

Toda la vida se ha trabajado con proveedores.

De hecho, una agencia de publicidad es un proveedor para una marca/empresa/entidad.

Y, a su vez, la agencia tiene proveedores que le sirven para cumplirle a su proveedor, y así sucesivamente.

¿Lo habían pensado alguna vez?

Hasta para contratar a la gente que trabaja en una empresa muchas veces se tiene un proveedor de recursos humanos que se encarga de realizar el proceso y listo.

Así es, se encarga una labor, objetivo, misión o como quieran llamarlo.

Jamás se ven las putas caras y todo fluye como el río Magdalena.

Es como si uno para hacer un envío por Servientrega exigiera tener que verle la cara al repartidor.

¿Se imaginan?

"No. Es que como no trabaja conmigo, ni le veo la cara todos los días, tal vez no está trabajando. Tal vez no entregue el pedido".


¿De dónde salió esa mierda?

¿De dónde salió esa costumbre de creer que la gente trabaja sólo cuando la ven?

O sea, ¿si no me estuvieran viendo no habría podido escribir este post?

¡Ja!

De eso se trata, amigos míos.

La gente está ciega o se hace.

Contratar gente que hace las cosas de manera remota es algo que se ha hecho toda la vida.

Y estamos en una época en que se está volviendo algo normal gracias al uso de la tecnología/Internet.

En Colombia, el teletrabajo se adoptó con la Ley 1221 de 2008 y dice algo así:

“… una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las TIC para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio especifico de trabajo”.

De hecho, según cifras del MinTic, en el país hay más de 95.000 teletrabajadores y se estima que en el 2018 serán 120.000.

El temor que hay actualmente se basa en algo muy sencillo: miedo a perder control sobre los demás.

Control que es una simple, estúpida, e innecesaria ilusión.

La gente trabaja más y mejor cuando puede usar su método propio, cuando nadie la jode.

Hay gente que trabaja mejor de día, otra que le rinde como un putas en la noche.

Todos somos diferentes en esos hábitos y sabemos cuál es nuestro fuerte.

Y pocas veces es el de estar sentado por obligación y siendo observado.

Cada persona es un universo y hace las cosas a su manera

Hay algo claro. El que es bueno, es bueno dentro y fuera de una oficina.

Y ocurre lo mismo con el que es malo.

Si alguien no es lo suficientemente competitivo, da la misma si está 8 horas al día sentado en una oficina o si está en cualquier otro lugar del mundo.


El resultado seguirá siendo malo.

La clave está en definir cuáles son los objetivos, entregables, metas, compromisos y todo lo que una persona debe hacer para aportar al equipo en el que se encuentra.

Si todos hacen su parte, no hay nada qué temer.

El que no sirve, se va y ya. Es así de simple.

¿Se han fijado que, cada vez más, las oficinas modernas tienen mesas de juegos, cocina, salas de estar, consolas de videojuegos y mil vainas más?

Esas oficinas que hacen que la gente se sienta como en casa *guiño, guiño*

Hay una razón: ¡NADIE trabaja 8 horas seguidas!

Así es.

Por eso cuando un jefe se dedica a ver si el otro está "trabajando", lo único que hará esa persona será fingir.

Para la mayoría de trabajadores, la jornada de 8 horas es ridícula.

Hay gente que en un par de horas puede hacer lo de todo el día, pero no puede irse a su casa o a cualquier otro lugar.

Así que lo mejor es perder el tiempo o fingir que lo que, hábilmente, logró hacer en poco tiempo, es súper largo.

Ya lo dije, hay días de días. Es como todo en la vida.

Pero pretender que una persona se va a sentar 8 horas al día, 5 días a la semana, 20 veces al mes, únicamente a trabajar, es bastante estúpido.

Es más, hasta hay agencias y empresas que miden el éxito de un trabajador a través de las "horas-hombre".

¡Jueputa!

Dizque horas-hombre.

¿Quésesamierda?

¿Qué sigue? ¿Horas-creatividad-hombre?

En este rollo no trabajamos poniendo ladrillos o botones, trabajamos generando ideas y comunicándonos.

El éxito se mide por resultados, metas, objetivos cumplidos... no por las horas que se pasaron tocando la silla sin que pierda contacto con el culo.

Un día normal en esas empresas

Recuerdo una vez que contratamos a unos ilustradores para que nos ayudarán con los personajes de unas cartillas y unos cursos virtuales.

Les vimos la cara una sola vez, luego todo fue por email.

El trabajo quedo del putas y jamás nos volvimos a ver.

Así funciona, no necesito estar presenciando el trabajo, necesito es que me lo entreguen a tiempo y bien hecho.

Si lo hicieron borrachos, en una hamaca, en París, no es problema mío.

Así se mandan a hacer fotografías, videos, sitios Web, artículos y todos los contenidos que se les ocurran.

Obviamente, no todo es color de rosa.

Aún vivimos en medio de agencias y empresas con gente torpe, vaga, desinteresada, mediocre y una lista larga de gente completamente distraída y dependiente que no es capaz de adoptar el modelo del teletrabajo.

El teletrabajo no está hecho para usted, si usted no es una persona autónoma.

Si necesita que le digan y le recuerden todo el tiempo lo que debe hacer y entregar, no es para usted.

¿No les ha pasado que deben enviar 2-3 veces un correo porque el destinatario simplemente dice que no lo vio?


O sea, ¿le llegó, pero no lo vio?

¡No jodás!

Termina uno enviando capturas de pantalla o incluso correos pidiendo el favor de que respondan o envíen el puto entregable que se está pidiendo pidiendo hace rato en correos anteriores.

También siguen haciéndose reuniones presenciales inútiles.

La típica reunión que pudo ser un correo (o una videoconferencia por Hangouts).

Pero no importa, es normal.

Es normal mientras aún sigamos con ese pensamiento viejo y obsoleto de que hay alguien que debe estar viéndonos para poder hacer las cosas.

Hoy las empresas siguen dirigidas por gente así, pero les queda poco.

Ya viene gente que se las va a comer vivas y una de las razones será que no supieron adaptarse y evolucionar al mismo paso de la tecnología.

Aún están a tiempo de empezar.

Si les da miedito saltar al agua y contratar gente freelance que teletrabaje y cumpla con lo que le piden, háganlo de forma gradual.

Es obvio que algunos cargos como los practicantes y la gente sin experiencia necesitan un acompañamiento.

Pero incluso ellos pueden teletrabajar un par de días a la semana.

¿Cómo se puede empezar?


La respuesta está en tu corazón.

Ok, no.

Empiecen dejando que la gente teletrabaje un día a la semana.

Luego dos, luego tres.

Asignen a alguien para que coordine todo el trabajo que se hace y supervise que todo está marchando, sin tener que verse las caras.

Después, invéntense una semana de teletrabajo.

Contraten gente freelance, pero cumplan con los términos legales: no jefe, no horarios, no lugar físico.

Pongan al trabajador más bueno y al más malo a teletrabajar, a ver qué pasa.

No pierden nada con probarlo y sí evitan llegar tarde al futuro que está pisándoles los talones por güevones miedosos.

-
Para saber desde dónde estoy teletrabajando hoy, estoy aquí.

Para contratarme como freelance porque ya perdió su miedo, estoy aquí.

Abajo ↓ pueden dejar gratis todos sus comentarios, opiniones, madrazos, sarcasmos, PQR, decir que muy bueno todo, pero no eran necesarias las groserías y todo lo que se les ocurra poner. Apenas lo vea, entro y respondo.

miércoles, 10 de agosto de 2016

11:40 p.m.

¿Por qué de cada 50 hojas de vida de community managers sólo sirven 3?

Así como lo leen, ésa es la media.

Y no lo digo yo, lo dice toda la gente que recibe sus hojas de vida y le dan ganas de pegarse un tiro.

De hecho, la gente que sí tiene bien hecha una hoja de vida, no la envía a una convocatoria.

¿Por qué?

Porque ya tiene trabajo.

Muchos de ustedes deben estar preguntándose por qué carajos no los llaman nunca después de haber enviado una hoja de vida a una vacante.


Antes de entrar en materia, algo importante:

¡No se dice "aplicar" a la vacante!

Se dice postularse.

Sigamos...

Como les decía, muchos envían la hoja de vida y es como si la enviaran a un hoyo negro.

Al final, no les dan respuesta, no pasa nada y no saben ni por qué.

Pues les tengo una noticia buena y una mala.

Les doy la mala primero, ¿verdad?

La mala es que su hoja de vida es una verdadera mierda.

Así de simple.

La buena es que les pasa lo mismo a otros 46.

Y otra noticia que es mejor aún: son tan pocas las que sirven, que es muy fácil quedar entre las 3 que sí llamaron a entrevista.

Yo sé, yo sé, ustedes juran que tienen una hoja de vida del putas.

¡Pues no!

Y la prueba es que aún están esperando la llamada ganadora que no va a llegar si no modifican ese bodrio que enviaron en un archivo de Word.


Recuerden, todo entra por los ojos.

Su hoja de vida es igual a un sitio Web.

Si visualmente es un asco, no dan ganas de entrar.

Lo primero que deben hacer es ponerse en el lugar de la persona que está revisando su hoja de vida.

Y no, no se imaginen a una psicóloga de selección vestida de sastre.

La persona que las revisa es un cabrón como yo que les va a criticar la ortografía, el diseño, la foto, el contenido... ¡todo!

Sí, así es la vida.

Bienvenidos al mundo real, yo seré su guía.

¿Qué creían? ¿Qué las hojas las revisa una experta en analizar y conocer su perfil psicológico?

¡Ja!

Se están postulando a una agencia de publicidad, no a un banco.

El filtro con la psicóloga (si es que se hace) o recursos humanos, llega casi al final del proceso.

Y ellas son las que no se fijan ni poquito en el diseño, tono, colores y todo ese rollo.

Sólo se fijarán en que sus referencias sean reales y que el diploma sea de verdad.

A él lo contratarían primero que a ustedes sólo por presentación

Entendido el rollo de quién diablos es la persona que primero hace el filtro, sigamos.

En serio, pónganse en el lugar de la persona.

Publica una vacante en el grupo de CM y le llegan 50 hojas de vida o más.

50 correos por revisar.

No sean tan hijueputas de escribir simplemente "envío mi hoja de vida".


O sea, si se lo van a pedir, por lo menos háganle la charla.

Denle trago, ¡hagan algo!

Aproveche que ya la persona abrió el correo y es ahí donde, en un par de párrafos, usted puede pasar por encima de los otros 47 y convencerla de que usted es la verga con sólo leer lo que le está contando sobre su experiencia y habilidades.

Ese rollo de tener que abrir un adjunto y leer una mano de carreta es bastante aburrido.

Y es peor aún si el diseño es puro texto repleto de errores de puntuación y sin ortografía.

¿Se supone que así van a escribir desde la cuenta de la marca que está pagando millones para que un gato dé la cara por ella en Internet?

En fin, volvamos al diseño.

No tiene que ser una obra de arte, pero tampoco puede ser la restauración del Ecce homo.

Claro, hay diferentes perfiles en este rollo del community management.

Está al que le piden lo que es, escribir bueno, bonito y barato.

Pero también está al que lo ponen a diseñar piezas, videos y hasta tinto.

Si usted es de los que se le mide a hacer el diseño de las piezas, pues haga una puta hoja de vida acorde al tema.

Que se note que lo suyo también es el diseño.

Si no lo es, no se ponga de artista. Simplemente, no lo haga.

Pídale el favor a un amigo diseñador o bájese una plantilla sencillita y bonita que le de vida al texto.

Vamos ahora a un tema que me encanta porque me recuerdan a mi mamá.

O mejor dicho, me la recuerdan con los madrazos que recibo.

Amiguitos, no estamos en 1989.

Ya no les toca echarle Pega Stic a la foto y ponerla en la parte superior de la hoja.


Ya es posible imprimir una hoja de vida sin pegarle la foto sacada en Foto Japón.

Es más, en el PDF la meten y ya.

Ese rollo de "ay, es que no es necesario poner foto en la hoja de vida" es argumento válido sólo para gente inmunda.

Y asumo que los que leen este prestigioso intento de blog son como de portada de revista.

Por lo menos las viejas, me consta que sí. (Doy fe de las que me han escrito por inbox).

No poner foto es como tener un huevito de avatar en Twitter.

¿Se acuerdan del LatinCh@t?

Sí, en esa época era muy, pero muy jodido que uno pudiera ver la foto de la persona que estaba al otro lado.

De hecho, si uno conocía a alguien, le tocaba enviarle la foto física por correo físico.

Y darse cuenta de que era en realidad una gorda inmunda la que estaba al otro lado con el nickname "bebecita_caliente69".

Si son así, a lo bien no envíen foto

Estamos en el 2016, lo primero que va a hacer la persona que reciba su foto será copiar y pegar su nombre en el buscador de Facebook.

Si salen muchos con su nombre, pegará el email.

Si no sale, pegará el número del celular.

Alguna mierda hará para saber cómo es su maldita cara.

Póngase en el lugar de esa personas.

Ahórrele el trabajo y meta una berraca foto.

Otra cosa, si está buscando empleo y pone un teléfono, esté pendiente de él.

Fijo se enchimbó, lo llamaron y no contestó.

O le enviaron un email diciéndole que cuándo puede ir a entrevista y ni lo revisó.

Recuerde, de cada 50 personas, llaman a 3.

Y muy salado si usted fue uno de los 3 y no apareció por andar atrapando a un Pokémon.

Es más, no sea iluso. Si no lo llamaron, lo más seguro es que ni le avisen que no quedó.

Hay gente que se queja y dice que lo mínimo que deberían hacer las empresas es escribir o llamar a la persona para avisarle que no quedó o qué fue lo que no les gustó.


Eso es como cuando uno lee un graffiti que dice "Te amo" y ponerse bravo porque no dice el destinatario.

Si se ilusiona es cuestión suya.

¿Se imagina tener que llamar o escribirle a 47 personas para decirles que no las escogieron?

Eso debe ser una mierda.

Aparte, fijo ni contestan el teléfono.

Cada persona preguntando por qué no la escogieron.

Y luego tener que justificarles y oír argumentos de por qué sí debieron escogerlos.

¡Aprendan a perder y ya!

La persona que lanzó la vacante no tiene por qué explicarles, no le pagan por ser consejero de extraños.

Le pagan por hacer su trabajo y ya.

El rollo de saber cómo postularse a una vacante es problema suyo y de nadie más.

No sea tan conchudo de poner a leer toda esa basura que escribió para que además le tengan que dar feedback sobre lo inmunda que es la tipografía que usó o lo fea que es la foto que escogió ponerle.

En la mayoría de casos, si hubiera una razón para decirles por qué no pasaron el filtro sería algo como: Idiota, en la vacante dice que mínimo 2 años de experiencia y estás en décimo semestre.

O cosas como: Pedimos que el candidato tuviera experiencia trabajando con grandes marcas y en agencias de publicidad globales. Tú sólo administraste las redes de una miscelánea que era cliente de la agencia de tu tío (que en realidad es un plotter que imprime tarjetas por millar).

En serio, no se postulen a vainas que no tienen ni un poquito de parecido con el perfil que se busca.


Eso sólo pasa en las películas.

No crean que porque se vieron En Busca de la Felicidad  les va a pasar lo mismo.

No sean tan descarados enviando su hoja de vida a una vacante de director o algo por el estilo si apenas tienen 6 meses de experiencia.

Es triste, lo sé. Pero también hay vacantes donde buscan gente que está empezando.

Él también sería contratado primero que ustedes

Lo que ven arriba es un ejemplo claro de las habilidades que alguien que tiene mil mierdas más que hacer en su trabajo, aparte de leer 50 correos mal escritos, necesita encontrar fácil.

Además, no usó mil colores en el diseño.

Dos o tres tonos que combinen bien y sale pa' pintura.

Ya para acabar, tómense la tarea de poner su hoja de vida a prueba.

Pregúntenles a sus colegas, a diseñadores, a redactores, a personas con más experiencia qué opinan sinceramente de ellas.

Tal vez, ellos sí se tomarán el trabajo de decirles por qué son una mierda y cómo podrían mejorarlas.

Ah, por cierto, prepárense para responder bien las preguntas de la entrevista, eso es más jodido aún.

-
Para ver más fotos de gatos, estoy aquí.

Para ver una versión corta y una larga de lo que he hecho en mi vida, estoy aquí.

Abajo pueden dejar todo su odio, decir que la foto no es obligatoria porque son realmente unos engendros y esas cosas, comentar, preguntar y un largo etcétera. Apenas los lea, entro y respondo.

Ah, y si le gustó o le sirvió, compártalo en sus redes, no sea envidios@.


miércoles, 3 de agosto de 2016

2:54 p.m.

¿Cómo ser community manager freelance y no morir en el intento?

Hace mucho tiempo quería escribir sobre este tema, pero no me atrevía a hacerlo.

La razón: no sabía cómo funcionaba.

Llevo en este rollo de las redes sociales 6 años y apenas en el último he venido trabajando como freelance.

Hace dos años escribí un post similar en el que decía cuánto debe cobrar un community manager en Colombia.

En ese momento me preguntaron muchísimo cómo era el rollo, pero para el caso de los que trabajaban de manera freelance o por prestación de servicios.

Hoy (por fin) puedo decirles cómo ha sido mi experiencia y qué vainas puedo recomendarles para que le peguen al perro.

Empecemos por lo más importante...

Primero, deben tener putamente claro que les están pagando por prestación de servicios.


Esto implica que ni por el berraco deben aceptar cumplir horarios, ir a una oficina y mucho menos, tener jefe.

Les están pagando por cumplir objetivos, tareas, proyectos o lo que sea que les pongan a hacer.

Para entender mejor cómo funciona todo ese rollo, en mi último post escribí todo sobre el tema.

Una vez tienen claro que no pueden dejarse meter los dedos a la boca, todo funciona mejor y tienen tiempo para buscar clientes y empezar a moverse como metalero borracho en fiesta reggaetonera.

En serio, es fundamental que, de entrada, pongan sus condiciones sobre la mesa.

No asuman cosas.

Pregunten cómo son los pagos.

Así como hay sitios que pagan a fin de mes de manera cumplida, hay otros que pagan a 60 e incluso 90 días.

Ésa es la otra, hay proyectos en los que la plata se verá en un par de meses, pero qué hijueputas, no importa, la plata estará ahí.

Eso sí, si no es una agencia conocida, un amigo o algo que no le genera del todo confianza, debe tener mucha precaución.

Cada cierto tiempo se destapan ollas de "empresarios" que tenían agencias de garaje y no le pagaban a nadie.

Por lo general, la gente que termina siendo tumbada arma grupos, monta videos y toda la cosa sobre el personaje que los robó.

Así que pilas con eso.

Nada como trabajar en el PC que uno quiere y no en el que le toca

¿Cuál es la diferencia entre un community manager freelance y uno tradicional?

Es muy sencillo...

Al tradicional (si está en una agencia) le clavan 3-5 cuentas y le pagan el trabajo de una sola.

Al tradicional (si está en empresa/marca) le clavan una sola, le pagan por una sola, pero debe estar de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. perdiendo el tiempo y fingiendo que trabaja todas esas horas.

El freelance trabaja con 3-5 cuentas y le pagan el trabajo de 3-5 cuentas.

El freelance trabaja en el horario que se le pegue la regalada gana y desde cualquier lugar del planeta que tenga acceso a Internet.

Hay que tener en cuenta otras cosas importantes cuando se trabaja como CM freelance.

Contras:


- No se reciben primas, y eso es un billete largo que se deja de ganar durante el año.

- Se le va como una novena parte de la plata pagando aportes de salud y pensión.

- No tiene vacaciones.

- No tiene liquidación cuando se termine el contrato.

- Si se deja ver la cara, le ponen horario, lugar de trabajo y jefe.

- Los pagos pueden ser demorados.

- Le pueden descontar plata por retenciones y pendejadas.

- Hay más inestabilidad que en un contrato a término indefinido.

- No hay beneficios como auxilios, subsidios, créditos, etc.

- A veces puede llegar a trabajar más tiempo del que pensó dedicarle inicialmente.

- Los recibos de servicios públicos le llegarán más caros.

Pros:


- Le pagan por lo que hace, no por calentar puesto.

- Trabaja en el PC/Mac/dispositivo que más le guste y no en un traste viejo de una oficina.

- No tiene que estar yendo a reuniones que pudieron ser un email.

- Las reuniones se hacen por Hangouts.

- Se puede acostar y levantar a la hora que se le dé la gana.

- No volverá a subirse a un Transmilenio, taxi, carro, moto en hora pico.

- Se ahorra dinero de transporte.

- Las dos horas diarias que desperdiciaría metido en el transporte las puede usar en lo que quiera.

- No tiene jefes.

- Literalmente, puede trabajar en chancletas o desde la piscina, finca, cafetería, hotel, motel, etc.

- En un día puede dejar hecho lo de toda la semana.

- Conoce a la gente que quiere y no a la que le toca.

- Puede pasar más tiempo con su familia, novia, moza, perro, gato, Xbox, bicicleta, bar, gimnasio, cama, etc.

- No depende de una sola entrada económica.

- Si se acaba un contrato, no se queda sin empleo.

- Puede oír su música favorita a todo volumen, no con un par de audífonos.

- Puede irse a vivir/viajar a cualquier lugar cuando quiera y trabajar desde ahí.

Aquí, administrando redes sociales

¿Cómo carajos empezar?

No es fácil.

Yo duré 5 años para lograr pegarle al perro y apenas estoy empezando en esta modalidad.

Pero conozco personas que llevan menos de dos años trabajando como community managers freelance y se mueven como peces en el agua.

Como en todas las búsquedas de empleo/clientes/trabajo, la parte primordial (que acorta cualquier camino) está en los contactos.

En mi caso, me gusta que mis contactos sean pocos, pero sustanciosos.

Sé que hay gente que en su Facebook tiene hasta al perro de la esquina y, seguramente, le funciona.

Yo prefiero tener cerca a personas que conozco "en la vida real" y estar abierto a conocer personas que pueden servirme o les puedo servir a futuro.

Al final, de esos 6078560508474965969'695865498 "amigos" en Facebook, la persona que le sirve, va a preferir pasarle el dato de una nueva vacante a alguien más cercano que usted.

Pero, dándoles crédito a los que usan esa táctica, también les sirve para enterarse cuando alguien pone en su estado que en la agencia que trabaja están buscando.

Por otro lado, algo que es súper importante es diferenciarse del resto.

Allá afuera hay miles de personas esperando quitarle el puesto, cobrar menos, hacer más y cualquier mierda qué se les ocurra.

La clave está en tener muy bien definido su estilo, su tono, su personalidad o como quiera llamarlo.

A mí me ha servido como un putas este rollo de escribir a punta de madrazos, sarcasmo, burla, chistes flojos y todo lo que algunos ya saben.


¿Por qué?

Así suene extraño, genera interés, recordación, sentimientos encontrados y un largo etcétera.

Es un filtro que me sirve para pescar a la gente que ve más allá de las malas palabras y se queda con el fondo, no con la forma.

La manera en la que escribo en este blog desde el 2011 siempre ha sido a propósito.

Hay gente muy tarada que piensa que soy así todo el tiempo o que cree que todo lo hago así.

¡Pues no!

No tendría ni un solo trabajo si eso fuera así.

Simplemente, vi que me sirvió, que los mejores empleos que he tenido en mi carrera los he logrado gracias a poder decir las cosas cómo son, sin adornos, sin ser lambón, yendo al grano y hablando de manera directa.

Conozco otros estilos que funcionan de una forma brutal.

Las personas que llevan lo mismo que yo en esto también lo han entendido y cada uno vende muy bien su personaje.

Conozco viejas que son súper queridas, otras que son muy pilas y hasta se pasan de "nerds" y les funciona.

También conozco gente que es más pasada que yo en cuanto a vender una imagen de "soy el más hijueputa/pirobo de todos" y sí, los llaman y los buscan.

¿Por qué pasa esto?

Ya les cuento.

La calidá no se improvisa

El rollo es que cuando uno logra diferenciarse de otros por ser el más querido, el más juicioso, el más malparido, el más creativo, el más ingenioso, el más divertido, el más lo que sea, le pega al perro.

Como dije más arriba, si a uno lo recuerdan por algo, fijo lo van a tener en cuenta.

Y que a uno lo tengan presente es lo más importante a la hora de competir con los otros 9595476474784784 que están ahí afuera.


Lo peor que pueden hacer es querer ser los buenos y neutrales del paseo.


A esa gente nadie la tiene presente, pasan desapercibidos, si están o no están, da exactamente igual, no aportan ni mierda a nada.

Odio cuando la gente habla de estupideces como "marca personal" y tratan de lavarles el cerebro a los demás.

La gente que más habla de marca personal es la más ñoña y es la que finge que es súper correcta, pulcra, objetiva y un poco de valores que ni ellos se creen.

Sean ustedes mismos.

Lo sé, es una frase de cliché, pero de ustedes depende que tengan que fingir para caerles bien a personas que no les importa en lo más mínimo quiénes son ustedes.

No hay nada mejor que poder ir por ahí buscando clientes sin preocuparse por caer bien.

Es más, llega un punto en el que ellos son quienes lo buscan a uno.

Ése es el objetivo más importante, lograr que sean sus contactos o personas desconocidas las que lo busquen a usted por lo que hace.

Cuando uno ha ganado suficiente reputación en este medio, puede empezar a darse el lujo de escoger con quién trabaja y con quién no.

Por eso es tan importante tener algo de presencia en las redes sociales.

¿Es obvio, no?

Si se supone que usted trabaja como community manager, social media manager, estratega, analista, creativo o cualquier otro rollo relacionado con el tema, lo mínimo es que tenga presencia y esté al día con todo lo que ocurre.

Eso también sirve como un putas para estar por encima o por debajo de su competencia.

En mi caso, uso un montón mi blog, mi cuenta de Twitter, mi cuenta de Linkedin y los 4 grupos que tengo en Facebook sobre community management.

No se trata de estar en todos lados, se trata de usar lo que le sirve para su estrategia.

Ese rollo de abrir perfil en cuanta pendejada sale sólo por miedo a llegar tarde o porque todos lo están haciendo, es bastante estúpido.

Primero, es importante ver qué carajos va a lograr con cada una y qué le aportan a usted.

Una buena estrategia tiene un rol para cada red

Les voy a contar cómo carajos uso cada red o canal digital que tengo.

Blog: Es donde me desahogo, escribo lo que no puedo poner en las cuentas de los clientes y me sirve para que la gente conozca que no sólo son groserías, sino que hay algo interesante de fondo.

Twitter: Puedo hablar con gente desconocida sin agregarla, escribo pendejadas y a ratos cosas útiles. También me sirve para las campañas que salen y me pagan un billetín por difundirlas.

Linkedin: Me sirve para saber qué cargo tienen las personas que me interesa contactar y es una forma fácil de mostrar todas las mierdas en las que he trabajado y que otros digan "¿cómo carajos lo hace?".

Facebook: Ahí sólo agrego gente cercana y que conozco, no me interesa agregar a cualquiera. Para los desconocidos, tengo 4 grupos de community management que me dan algo de estatus en el medio que me muevo y me sirven para saber todo lo que pasa en él.

Instagram: Ahí sólo pongo fotos de mi perro Milo que es más fotogénico que todos ustedes juntos.

Sitio Web: Es lo contrario al blog. Ahí sí vendo una imagen más cercana a la realidad y a la parte profesional, sobre todo para los que quieren contratarme para asesorías, para que les cree estrategias o les administre cuentas en redes sociales.

¿Cómo buscar clientes?

Lo básico es empezar con su círculo social, contándoles lo que está haciendo en este momento.

También es básico tener un PDF, presentación, hoja de vida, sitio web, ecard o lo que sirva para que les muestre quién carajos es usted, a quién le ha ganado y por qué es mejor que los otros 49.

Yo lo que hago es usar cosas como esto.

Ya teniendo claro un formato para mostrar lo que usted hace, es hora de ver quiénes están buscando gente con sus habilidades.

Ahí hay varias alternativas.

Existen sitios web como Computrabajo o El Empleo que se dedican a publicar vacantes, puede que alguna sea freelance.

Hay otros cientos de sitios especializados que se dedican 100% a la contratación de personas freelance.

En ese caso, la mayoría son para países diferentes a Colombia y hay gente que se dedica a cazar este tipo de vacantes.

La verdad, yo no he probado aún ninguna de esas plataformas, me dan algo de desconfianza, pero apenas pueda pruebo y les cuento.

Yo prefiero conseguirlos de manera directa, a través de contactos o por redes sociales.

Redes como Twitter, Linkedin y Facebook funcionan muy bien porque si uno busca de manera correcta en grupos, cuentas y perfiles, se entera de todo.

Es clave tener amigos que trabajen en agencias de publicidad y ojalá en agencias grandes e importantes, no en vainas de garaje.

Esto ayuda mucho porque salen cuentas de marcas grandes y así el pago también aguanta.

También es clave tener amigos que tengan proyectos o agencias propias, no es tan bueno el pago, pero es casi fijo que le darán las cuentas a usted.

Eso sí, es importante seguir el consejo de nuestro amigo Steve Jobs: "Deshazte de la mierda, céntrate sólo en lo mejor".

Con esto voy a que muchas veces puede que usted se regale a manejar unas cuentas que son una mierda y luego le salga una mucho mejor en la que le toca hacer menos, ganar más y se arrepiente de haberse metido en la primera.

Lo ideal sería tener 3-4 clientes que le paguen bien, en vez de tener 10-12 que son una pesadilla.

Ahora sí, lo importante

¿Cómo y cuánto cobrar?

Tenga claro lo siguiente: a usted no le están haciendo un favor.

En muchos casos, hay agencias, clientes o marcas que creen que le están haciendo un favor al "dejarlo" trabajar en un lugar distinto a la oficina.

¡No señor!


Es exactamente el mismo trabajo y no por eso cuesta menos o es menos importante.


De hecho, usted les está haciendo ahorrar dinero al no tener que comprar un computador, ni tener que pagar Internet, agua, energía, ni lugares físicos.

Además, si se pone de muy avispado a decirle que es que a usted le queda muy fácil trabajar en la casa, dígale que a él le queda muy fácil no tener que pagarle primas, vacaciones, liquidación y prestaciones.

A ver con qué le sale...

Es un favor mutuo negocio.

Ambos ganan.

Su cliente tiene una necesidad y usted la satisface por medio de sus servicios.

Asumir que porque usted hace su trabajo de manera rápida y eficiente, le deben pagar menos, es como asumir que al que se demora 3 días en entregar una mierda, deben pagarle el triple.

A la hora de decidirse a trabajar con un cliente es clave tener en cuenta qué tanta confianza existe entre ambos.

Hay casos en los que todo sale al pelo y no hay sino que pasar la cuenta de cobro y ya.

Hay otros en los que es mejor tener un contrato firmado de entrada y que las cosas estén lo suficientemente claras para evitar sorpresas.

Algo adicional para tener en cuenta es la importancia de tener clientes fijos/permanentes y otros pasajeros/temporales.

Claro, los recibos no se pagan solos y estar buscando un cliente cada mes no es divertido.

Lo ideal es contar con uno o dos que sean una entrada de dinero permanente y que sean la más alta.

Ése es su ingreso principal y las cuentas a las que más tiempo les debe dedicar.

Las otras son cuentas que salen, por ejemplo, porque una agencia necesita el reemplazo de 1 mes o un proyecto en redes que sólo ocurre una vez.

Son chéveres porque generan dinero extra y sirven como respiro a la monotonía.

Por otro lado, hay que mantenerlas cerca.

¿Por qué?

Pues porque, seguramente, lo van a seguir llamando una y otra vez para ese tipo de proyectos. Así que cada cierto tiempo lo llamarán y recomendarán con otros.

La plata está ahí, sólo hay que buscar bien


Fórmula para saber cuánto cobrar:


1. Piense cuánto es lo máximo que ese cliente puede llegar a pagarle.

2. Luego, piense cuánto es lo mínimo que usted estaría dispuesto a aceptar por hacer ese trabajo.

3. Escoja una cifra intermedia, tirando hacia arriba.

Recomendaciones:


- Es mejor un cliente grande que cuatro pequeños.

- Es mucho mejor uno grande + cuatro pequeños.

- Es putamente mejor cuatro grandes.

- Si lo ponen a hacer diseño gráfico y cosas así, cobre eso como algo aparte.

- Tenga amigos que hagan diseño gráfico, videos, animaciones y propóngalos para hacer esa parte.

- No permita que le deban pagos.

Ya para cerrar, les cuento que sí es posible vivir muy bien por medio de este tipo de trabajo, pues si se saben hacer las cosas, se gana mucho más que alguien de oficina.

Estamos viviendo un momento único para que cada uno sea su propia empresa, sin razón social, sin empleados, sin estrés y sin tener que estar metidos y esclavizados en la rutina que se vive todos los días en una oficina.

-
Para saber si estoy trabajando en chanclas, estoy aquí.

Para ver qué he hecho y a quién le he ganado, estoy aquí.

Abajo en los comentarios pueden decir que les baje a las groserías, que les pareció la verga, pero no era necesario escribir así. También, pueden comentar sus experiencias, peguntar cosas o madrearme. Apenas los lea, entro y respondo de una.

jueves, 30 de junio de 2016

2:27 p.m.

¿Por qué es estúpido estar en una oficina y cumplir horarios en plena era digital?

Más de uno debe estar leyendo esto sentado en un escritorio, fingiendo que está trabajando.

¿Por qué?

Porque le toca.

Una vez, hablando con un jefe llegamos a la conclusión de que, básicamente, nadie trabaja 8 horas.

¡Nadie!

Durante ese tiempo pasan muchas cosas.

Hay días en los que realmente no pasa un carajo.

Pero la gente tiene que ir todos los putos días a calentar el puesto, literalmente.

Es triste, lo sé.

En algunos casos, no hay opción.

Por ahora, no me imagino a un cajero de banco trabajando desde la casa.

(Bueno, existen cajeros automáticos).

En este caso, vamos a enfocarnos en lo que nos interesa, lo digital.

¿Cómo carajos es posible que en esta época la gente deba ir a un lugar específico a trabajar cuando puede hacerlo desde cualquier parte del mundo que tenga acceso a Internet?


Seguramente, se debe a que las personas que están a cargo de las empresas y agencias vienen de un modelo anticuado, obsoleto.

Gente que cree que su vida gira en torno al trabajo o que el trabajo es su vida.

Esa gente que llega de primera y se va de última.

Así no haga un culo en toda la jornada.

Siempre me ha sorprendido la gente a la que no le alcanza el día para hacer las cosas.

Es como si necesitaran estar ahí y no llegar jamás a su casa.

En el caso de las agencias es peor.

Maman gallo todo el día y se quedan después de la hora de salida a seguir haciendo nada, jugar Call of Duty o hacer lo que pudieron haber hecho antes del almuerzo.

(Si es que salieron a almorzar)

Fácilmente, podría estar en una piscina con un portátil

De hecho, lo que están haciendo es ilegal.

Así como lo oyen leen.

No nos digamos mentiras, en varias empresas y agencias sólo contratan a la gente por medio de contratos de prestación de servicios.

Traducción: freelance/contratista.

En Colombia este tipo de contratos son muy claros y no permiten:


- Tener jefe (subordinación).

- Cumplir horarios.

- Lugar físico de trabajo.

Pero como todos lo hacen, nadie dice ni mierda.

Y por eso les ven la cara de idiotas a todos.

El empresario que, según él, está empezando se excusa en eso para contratar personas por medio de esta modalidad.

¡Y está perfecto!

Puede que su empresa crezca, puede que sea un fracaso y se quiebre apenas se le vaya el único cliente "grande" que tiene.

No hay problema, así es la vida.

Lo que sí es la cagada es que ponga cara de ternero degollado cada vez que entrevista a alguien y le dice que, lamentablemente, no pueden contratarlo a término indefinido y con todas las de la ley.

Hasta ahí, normal.

Pero, ¿por qué carajos no está dispuesto a cumplir con las leyes que implica un contrato por prestación de servicios?

Se están ahorrando una cantidad muy grande de plata y no les basta con eso.

No pagan primas, no pagan vacaciones, no pagan liquidaciones, se ahorran impuestos...

¿No es suficiente?

Le quitan las posibilidades a cualquier persona de tener varios clientes y distribuir su tiempo de manera eficiente.

Es una mezcla peligrosa: alguien con pensamiento anticuado + contrato por prestación de servicios.

Si se fijan, las agencias son sólo un intermediario entre ustedes y el cliente.

Básicamente, esto es lo que hacen

Lo que hacen las agencias es contratar a una persona y meterle 3-5 cuentas para pagarle lo equivalente a una sola.

O, tal vez, menos.

¿Qué ocurre con esto?

Que el cliente/marca termina pagando el doble o triple por el manejo de su marca, mientras la agencia le paga menos de la mitad al equipo que utiliza para eso.


¿Qué pasa sin la agencia como intermediario?

Pues que la marca paga lo justo y puede tener a su disposición el mismo equipo.

De hecho, cada vez más empresas están creando sus propios equipos digitales, con gente talentosa que envidiaría cualquier agencia global.

Y ese equipo no tiene que hacer el trabajo de 3 ó 5.

¿Empiezan a entender?

Ahí es cuando se vuelve importante el dichoso contrato.

Si a usted lo contratan y le meten 3 cuentas diferentes, no va a tener el tiempo suficiente para ganar plata extra por otro lado.

Y menos si lo obligan a firmar o simplemente "le dicen" que usted sólo puede realizar trabajos para la agencia durante su horario laboral.

Claramente, todo esto es ilegal bajo la prestación de servicios.

Lo que termina ocurriendo es que usted gana mucho menos que su colega con contrato indefinido, porque se le va mucha plata pagando aportes de salud y pensión.

Además, trabaja el triple, pero no le pagan el triple.

Lo que hacen es atarlo a una silla en la que pierde gran parte del día fingiendo que trabaja porque fijo en la mañana ya logra hacer lo del día.

Ser eficiente a veces es un problema porque le queda mucho tiempo libre.

Pero es tiempo libre que no puede monetizar sentado en un escritorio ajeno.

Y tampoco lo puede aprovechar tirando con su novia, paseando o sacando al perro a pasear.

Eso no es vida.

El trabajo forma parte de la vida, pero no es el todo.

Cambiar esto es sencillo.

Empieza desde el preciso momento en el que usted decide enviar su hoja de vida, presentarse a una entrevista, postularse a una vacante, etc.


Es en ese momento en el que usted deja que le bajen los pantalones y lo jodan o logra negociar las cosas de manera correcta y que beneficien no sólo al empresario o la agencia.

Es clave saber hacerlo y no decir que sí a todo.

Que lo contraten bajo la prestación de servicios es genial.

Puede tener varios clientes y ser usted mismo una empresa.

No tiene que ir a una oficina, no tiene un jefe que lo joda y usted se pone el horario.

Ellos saben, perfectamente, que es ilegal negarle todo esto en ese tipo de contrato y por eso es necesario mencionarlo de entrada, si le dicen que debe ir todos los días y debe cumplir horarios.

Puede preguntar, ¿si el Ministerio de Trabajo viniera a hacerles una auditoría, dirían que yo tengo jefe, vengo a diario y cumplo horario, pero me pagan por prestación de servicios?

A ver con qué ingeniosa respuesta le salen...

El talento está en las personas, no en el aviso de la entrada

Si se fijan, las grandes agencias, las grandes marcas, las grandes empresas son lo que son gracias a las personas que están detrás de ellas.

Es clave cuidar a esas personas, ofrecerles condiciones de trabajo correctas.

Hay empresas que lo hacen muy bien, que se esfuerzan un montón por mantener felices a sus empleados.

Al final, son ellos los que mantienen felices a los clientes.

A esas empresas les va muy bien.

Las condiciones laborales y contractuales son claras y no se dedican a buscar al empleado que está desesperado y les va a decir que sí por pura necesidad.

Si uno hace un proceso de selección y tiene claro el perfil de la persona que está buscando, se supone que confía en ella y en su trabajo.

Si no, el proceso fue una verdadera mierda.

Y la clave para poder trabajar bajo contratos por prestación de servicios está en la confianza.

Está en contratar líderes que logren que cada persona cumpla con su labor a tiempo y con calidad.

No en contratar "jefes" que lo único que hacen es entorpecer las habilidades del equipo y generar desconfianza.

Hay agencias de garaje que se dedican a contratar pura gente Jr. o sin experiencia para pagarles poco, explotarlos y no tenerles ni la más mínima confianza.


Son esas agencias en las que sólo los dueños tienen un contrato a término indefinido y de manera legal.

En las que obligan a recién graduados a llegar temprano, irse tarde y hacerlos sentir como ineptos.

A esas agencias les va mal.

Los clientes se les aburren porque el trabajo se hace con babas, no hay calidad y al final no les importa porque se dedican a "consentir" al único cliente grande que tienen.

Ese cliente "grande" es el que paga la nomina de toda la agencia y cuando también se aburre de la mediocridad, se va y la agencia quiebra.

Son escampaderos para la gente que necesita con urgencia un trabajo.

La manera correcta de establecer una agencia que sólo paga por prestación de servicios es contar con personas responsables que tengan experiencia, que pueden trabajar desde cualquier lugar y lo hacen bastante bien.

La gente que se dedica a trabajar desde su casa o desde cualquier otro lugar es gente que sabe lo que debe hacer y lo cumple sin inconvenientes.

No necesitan a un "jefe" encima diciéndoles que hagan su trabajo.

Es ahí donde se vuelven innecesarias las oficinas y los horarios.

En eso consisten los contratos cuando se presta un servicio, se realiza la labor solicitada en el tiempo establecido y ya.

Un equipo digital entero puede trabajar así.

Todo se envía por email, WeTransfer, Dropbox, Google Drive...

Y las reuniones pueden hacerse sin ningún problema a través de Hangouts o Skype (y sólo cuando son realmente necesarias).

Ahora los sitios para reunirse de manera física son Juan Valdez y Starbucks.

Ya no estamos en la revolución industrial.

Esa mierda ya pasó.

Estamos en la era digital y es necesario adaptarnos a ella, con nuevos modelos.

Las cosas cambiaron hace rato

Es increíble que los trabajos que son netamente digitales, se gestionen con modelos de hace más de 30 años.

Esos métodos son obsoletos y sólo generan problemas.

Es una mierda tener que atravesar la ciudad para llegar a trabajar en un computador que es más basura y más viejo que el que uno tiene en la casa.


Esas dos horas diarias que se pierden transportándose podrían usarse para hacer ejercicio, pasar tiempo con la gente que uno quiere, aprender algo nuevo, practicar un hobbie, descansar, ganar más plata en otra actividad, aprender otro idioma, capacitarse y muchas otras cosas.

Además, se ahorra dinero y se contamina menos al planeta.

Cuando uno trabaja en campos como social media, community management, Web y entornos que son digitales, lo más estúpido que puede haber es tener que ir a un lugar que cuenta con peores condiciones para ir a hacer exactamente lo mismo que puede hacer en otro lugar.

Es como si hoy en día para llamar por teléfono uno tuviera que ir a un lugar específico y hacer la llamada desde ahí, en vez de sacar el celular y llamar desde donde uno se encuentre.

Para eso es Internet, para estar conectados sin importar desde dónde.

Las herramientas están ahí, ya están inventadas hace años.

Tanto se habla de innovación, revolución, disrupción y creatividad en las agencias para luego seguir haciendo lo mismo de nuestros abuelos.

De hecho, hoy existen agencias que se llaman a sí mismas "agencias digitales".

Y uno va a ver y es la agencia de toda la vida, sólo que se enfoca en crear contenidos digitales.

Pero, físicamente, tienen hacinadas a decenas de personas en una mesa creando dichos contenidos.

Es más, en muchas ocasiones, resulta que no tienen los computadores, ni equipos necesarios para cumplir con tantos clientes nuevos que consiguen y le toca a la gente llevar su propio portátil... ¡Para trabajar con él desde la agencia!

¡Qué gonorrea!

Al final, ¿qué se logra con todo esto?

Que una persona competitiva tenga que estar sentada 8 horas y pierda la oportunidad de mejorar su calidad de vida.

Pierde la opción de socializar con quien quiera, cuando quiera y organizar su vida de la manera que mejor le parezca.

Le quitan la opción de tener más entradas de dinero haciendo otros grandes y pequeños trabajos solicitados por más clientes.

Hay gente que es putamente productiva en las noches o en la madrugada y que puede explotar todo su potencial "creando" contenidos, estrategias, ideas y muchas otras cosas a esa hora y entregarlas a tiempo.

¿Están contratando personas para verles la cara todos los días o para que cumplan con su trabajo?


Las empresas, agencias y personas que se dedican a trabajar en temas digitales se van a quedar por fuera de esto si no son capaces de adaptarse, de innovar y crear modelos acordes a la industria y a la época.

Ya está pasando, ya existe la agencia creativa global más pequeña del mundo, sin oficinas y sin una locación fija.

A nuestra espalda está la generación Z y viene dispuesta a acabar con la mierda que venimos haciendo.

Mientras que todos siguen en la oficina mirando el reloj para poder escapar, ya hay gente que en tres horas hizo lo de toda la semana (y en chancletas) con sólo haberse conectado a Internet.

-
Para saber si hoy fui el primero en llegar y el último en irse, estoy aquí.

Para algún trabajo freelance, asesoría o una cerveza/café, estoy aquí.

↓ Abajo pueden dejar todos sus comentarios, opiniones, madrazos, ideas o cualquier otra vaina que se les ocurra. apenas lo vea, entro y les respondo.