Digital Marketing & Social Media Strategist Freelance - Redes Sociales Colombia

community-manager-riclargo

domingo, 28 de octubre de 2018

Lo bueno, lo malo y lo feo de trabajar freelance

Trabajar freelance es algo que no todo el mundo es capaz de soportar. Tiene cosas buenas, malas y feas. Aquí les cuento cuáles son...


Lo primero es que no cualquiera puede trabajar freelance.

Hay diferentes limitaciones.

Algunas son por el tipo de trabajo.

Un cajero de banco o un conductor no pueden teletrabajar.

Vamos a enfocarnos en esta modalidad.

Sí, porque hay gente que trabaja como freelance, pero de manera presencial.

Eso y nada es lo mismo.


LO FEO


Hay clientes que no le van a pagar a tiempo.

Al ser algo tan informal, se corre el riesgo de que el contratante lo tome como algo sin importancia.

Generalmente, uno se va a entender con el dueño del aviso y esa persona es la más descuidada de todas a la hora de pagar.

Lo ideal es que se haga por medio de alguien de recursos humanos.

Si es que existe.

Si no, prepárese para estar cada fin de mes puteando mentalmente a esa persona.

Tener que recordarle el pago de sus servicios es una verdadera mierda.

Habrá días muy pesados.

Así como hay momentos en los que uno no hace un carajo porque está al día y logró hacer todo en un par de horas o dedicando un día completo, habrá momentos en los que no podrá ni respirar.

Por fortuna, es algo momentáneo.

Otra cosa importante es que encontrará clientes que no saben delegar.

Estarán todo el puto día respirándole en la nuca.

Son personas que en lugar de dedicarse a dirigir su negocio, quieren estar encima de todo.

Opinan sobre cada cosa y quieren que se haga como ellos dicen.

Así no tengan ni puta idea del tema.

Esto puede ser una bomba de tiempo, pues se vuelven insoportables.

Algo relacionado con esto son los inaguantables grupos de WhatsApp.

Esto ocurre cuando las demás personas trabajan desde la oficina y uno es el freelance.

Meten hasta al perro en esos grupos y escriben todo el puto día sobre cualquier cosa sin importancia.

Y, cabe mencionarlo: le van a escribir desde que abren los ojos, hasta que ya sea casi el otro día.

freelance-bueno-malo-feo
Lo bueno, lo malo y lo feo de ser freelance

LO MALO


Se gana menos por cada cliente.

Sí, cuando no se trabaja de forma exclusiva, el precio es mucho más bajo.

Por eso es clave contar con varios clientes.

Además, no se reciben primas, cesantías, vacaciones, ni liquidaciones.

Los servicios llegan más caros.

Obvio.

Al trabajar desde la casa se gasta más agua y energía y gas.

También los datos de Internet si se está por fuera.

No hay pagos quincenales.

Esto puede ser bueno o malo, según el caso.

Los clientes son efímeros, se van rotando de forma constante.

Es malo porque se deben conseguir más, pero es bueno porque se evita la monotonía.

No hay vacaciones.

Aunque uno puede lograr que no se necesiten o tomarlas mientras se trabaja.

El pago de aportes en seguridad social y pensión es altísimo.

Un buen porcentaje del pago se va solo en esto.

LO BUENO


La posibilidad de tener varios clientes.

Esto es, realmente, el punto más atractivo.

Pues a mayor cantidad (y calidad) de clientes, mayores serán sus ingresos.

Es la gran diferencia que hay con alguien que trabaja por contrato laboral.

Cuando alguien trabaja de esa forma, su trabajo es exclusivo con esa empresa.

Si lo pillan haciendo otras cosas durante su horario laboral, lo echan.

No hay horario.

Esa parte también es del putas.

Poder decidir a qué horas trabaja y en qué momento es algo que da mucha libertad.

Trabajar al ritmo que uno decida es una chimba.

No hay lugar de trabajo.

Esto permite que uno trabaje desde donde se le dé la gana.

Además, si uno quiere viajar y desplazarse por varios sitios, puede hacerlo sin problema.

No tiene que interactuar con gente estúpida.

Esa parte es una maravilla.

No es un secreto que trabajar en oficina implica tener que interactuar a diario con gente a la que uno termina detestando y por obligación debe tolerar.

En general, trabajar freelance genera mucha libertad para administrar tiempo y espacio de la forma que uno quiera y sin tener que someterse a las reglas de alguien.

Si uno sabe manejarlo, es una manera muy cómoda de trabajar.

-
Aquí hay 10 tips para community managers freelance.

Y aquí las 7 plataformas en español más utilizadas para encontrar trabajo freelance.