Community Manager & Social Media Strategist Freelance - Redes Sociales Colombia

community-manager-riclargo

martes, 26 de junio de 2018

Marca personal y marca comercial, ¿cuál es la diferencia?

Es común que se confunda la marca personal con la marca comercial, pues comparten varias cosas en común y se complementan.

A propósito de la charla que realizaré el 15 de agosto en Medellín...

Hubo una discusión en uno de los post sobre el tema de marca personal y la confusión que hay frente a una marca comercial.


Son dos cosas bien distintas.

Aunque se parezcan en muchos aspectos.

El mejor ejemplo que se me ocurre para explicar el tema es Michael Jordan.

Y vamos a abordarlo desde ambos tipos de marcas.

MJ es una persona, un individuo, un ser humano y como el resto de la humanidad, tiene su propia personalidad, comportamiento, estilo y forma de actuar en la sociedad.

También tiene cualidades que lo diferencian del resto.

Cosas que lo ponen por encima de la media.

Y eso es lo que explota. (o explotó en su momento) por medio de su marca personal.

¿Cómo funciona eso?


Es simple, se trata de dar a conocer la mejor versión de sí mismo.

Mostrar qué es capaz de hacer, qué le gusta y qué puede ofrecer a la gente.

Eso genera reputación.

Cuántas más personas lo conozcan, más fuerte se vuelve su marca personal.

Y cuanto más se esfuerce por mostrarlo, más éxito tendrá.

En la época actual, la forma de lograr todo eso está en las redes sociales.

Y aquí entra otro tremendo ejemplo: Will Smith.

WS está creando contenido de valor, de muy buena calidad para quienes lo siguen en redes como Instagram y YouTube.

Realmente, la está rompiendo en Internet.

¿Qué está haciendo?

Ser el mismo

Mostrar su vida, lo que hace, lo que le gusta, contar su experiencia de vida.

Y eso le ha traído resultados en corto tiempo como ser parte del himno oficial del Mundial de fútbol junto a Nicky Jam, que es otro grande de la marca personal.

La marca personal consiste en maximizar todo lo que hace única a cualquier persona

Volvamos a Michael Jordan.

Resulta que su marca personal llegó a convertirse en algo tan poderoso para el mundo del baloncesto, que logró llegar a un acuerdo con Nike para crear su propia línea de tenis.

Sí, la marca Jordan.

Aquí viene la parte maravillosa de la historia...


Cómo una marca personal (una persona común y corriente) llega a ser tan reconocida por ser quien es, que le permite crear una marca deportiva que incluso va más allá.

Va más allá porque el logo de la marca es él mismo haciendo uno de sus famosos saltos.

La marca tiene su nombre.

Y el contexto/mercado de la marca es el mismo que lo hizo famoso.

¿Es ahora Michael Jordan una marca comercial?

No. MJ sigue siendo una persona, un ser humano, solo que ahora ha mostrado que una de sus facetas en la vida está en los negocios.

Sí, tiene su propia marca comercial, pero esto no significa que dejó de ser un ser humano.

Ambas marcas coexisten y se benefician mutuamente.

Como Steve Jobs con Apple, Bill Gates con Microsoft, Mark Zuckerberg con Facebook o Richard Branson con Virgin (y las más de 300 marcas que tiene).

¿Dónde está la confusión entonces?

Está en creer que una marca personal (que en realidad se refiere a todo aquello que convierte a un individuo en alguien distinto al resto) deja de serlo cuando se crea una marca comercial con el mismo nombre.

Una marca comercial realmente es algo ficticio.

Es un conjunto de características y atributos que se le dan a un producto o servicio para diferenciarlo de su competencia.

Por eso se da la situación actual, gracias a las redes sociales: las marcas quieren parecerse a las personas y las personas a las marcas.

Cada una tiene lo que le falta a la otra, se complementan.


Mientras que una marca personal define a una persona, una comercial define el pensamiento de una compañía, de un grupo de personas, empresarios y empleados que están detrás.

Un negocio quiere parecerse a una persona para dotar de cualidades al producto o servicio que vende.

Una persona quiere parecerse a una marca para generar una imagen más sólida y comercial de todo eso que lo hace único para ganar reconocimiento en la sociedad.

Y, por qué no, un beneficio económico.

La charla que realizaré en Medellín el 15 de agosto se enfoca en la creación de contenido para su marca personal. Es lo que a mí me ha servido para posicionarme en mi campo y la idea es que cualquiera pueda hacerlo por medio de la creación de contenido y el uso de las redes sociales.

Precio: $30.000
Son solo 25 cupos.
Info: WhatsApp 3165844833