Community Manager & Social Media Strategist Freelance - Redes Sociales Colombia

community-manager-riclargo

miércoles, 11 de julio de 2018

¿Cómo vencer el miedo a mostrar lo que usted sabe hacer?

El miedo es la principal razón por la cual uno no se atreve a crear contenido, ni mostrar lo que hace. Ese miedo al qué dirán tiene jodidas a muchas personas.


Ya perdí la cuenta de cuantas veces lo he hecho.

Han sido tantas personas en mi lista que no recuerdo con cuántas he estado.

Es cuestión de pasarla bien un par de horas y ya luego ni recuerdo sus caras o cómo era que se llamaban.

Lo único que me importa es que lo disfruto...

Hablo de las asesorías que he realizado.

Bueno, tampoco tengo ni idea con cuántas viejas he estado.

Gajes del oficio, pero esa es otra historia.

Hoy les voy a hablar de ese miedo que tienen varios de los que están leyendo.


Yo puedo olerlo.

Algo así como un tiburón que puede oler un tampón usado a kilómetros de distancia.

Qué asco.

Bueno, sigamos.

Lo importante es que se entienda.

El caso es que en muchas asesorías me comentan lo que les ocurre.

Gente que quiere mostrar lo que sabe hacer.

Potenciar su 'marca personal'.

Esa mierda de nombre ha sido lo peor, decir 'marca personal' suena muy aburrido.

Es mejor personal branding (WTF) o, simplemente, reputación.

Todos tienen marca personal.

Básicamente, es la percepción que los demás tienen de alguien.

Es lo que perciben.

Y por eso, es posible trabajarla.

Más en esta época, donde podemos crear cientos de miles de piezas de contenido con el celular.

¡Y gratis!

Pero hay un problema...

A la gente le da pavor, pánico, se caga (literalmente) del susto al pensar que alguien va a ver lo que hace.


Y esa mierda es completamente ridícula.

¿Por qué?

Porque yo lo digo #OkNo.

Es ridícula porque es un temor estúpido a mostrar quién putas es usted.

A mostrar qué le gusta hacer.

Qué carajos sabe hacer.

En qué puñetas es bueno.

Dar a conocer en que... en que... bueno, se me acabaron las groserías.

En fin, mostrar eso que lo hace diferente al resto.

Y aquí viene la mejor parte...

¡Ni siquiera lo ha intentado!

Es un puto miedo infundado.

Está en su cabeza.

Simplemente, es un miedo sin sentido.

Básicamente, es el miedo a lo nuevo, a lo desconocido

Un miedo a pensar qué van a decir los demás.

Y esto empieza por su propia casa.

Es un temor que va de dentro hacia afuera.

Sí. empieza por el miedo a su papá, su mamá, sus hermanos, primos, tíos...

A su familia.

Luego, pasa por el miedo a lo que diga su círculo de amigos o su pareja.

Sus compañeros de trabajo o de estudio.

Y la cereza del pastel: el miedo a lo que digan una partida de desconocidos en Internet.

¡Maldita sea! ¿Es en serio?

¿Es en serio que incluso le preocupa qué digan personas que ni siquiera conoce?

Ok, pedazo de... le voy a explicar porque todo eso es una farsa en su cabeza.

Empecemos...

Primero, su familia ya lo conoce (o la conoce, para que no digan que no incluyo a las viejas y esas mierdas que se inventan ahora).


Sí, así de simple.

Su familia y círculo más cercano ya sabe quién carajos es usted.

No se les va a hacer raro ver que usted muestra lo que le gusta y sabe hacer.

Incluso a las viejas que trabajan como modelos webcam, la mamá las termina apoyando.

Así de simple. Es su círculo más cercano.

Si no tiene confianza con ellos, pues mejor.

No tendrá que pedirles aprobación, más fácil aún.

Segundo, sus amigos han visto cosas peores y piensan cosas peores de usted.


Aceptan todas las aberraciones que hay en su vida, así que no va a pasar nada con sumar una más a esa hijueputa lista.

De hecho, muchos amigos son los que ayudan a grabar videos y crear contenido a varios de los youtubers más importantes.

Ese amigo que sabe grabar o editar o el que toma buenas fotos o el que escribe...

De hecho, está perdiendo un gran apoyo, pues ellos serán los primeros alcahuetas de sus ideas.

Y, finalmente, los desconocidos.


Esa partida de hijos de puta que están ahí, esperando para jugar el papel de juez, jurado y verdugo.

Pues, ¿adivine qué?

A esa gente es a la que más le vale verga quién es usted y qué haga.

Póngase en el lugar de ellos.

Cuando usted critica a alguien en redes sociales, a los 10 minutos, ni le importa qué fue lo que hizo.

Le vale 95646953475467455085 hectáreas de verga porque es un puto desconocido.

Uno lo hace para desahogarse y ya, ni siquiera es personal.

Es como poder burlarse de lo que sea y al rato ya ni importa.

Pero en su cabeza, la idea es otra...

La idea es que todo el puto universo está pendiente de cada uno de sus movimientos.

Que lo están vigilando.

¡Y no!

No es así.

A todo el mundo le vale verga su vida, así que la puede compartir y puede crear contenido, no va a pasar nada.

De hecho, si pasa, será bueno, porque tendrá la atención (por un rato) de muchas personas.


Así que deje la payasada y póngase a crear el contenido que tantas vueltas le ha dado en la cabeza.

Cuando lo publique, se dará cuenta de lo que realmente iba a pasar.

Y no es nada parecido a lo que usted creía.


-
Por cierto, si quiere una terapia asesoría personalizada, yo doy asesorías sobre marca personal.

Si conoce a alguien que esté en esa situación, que tiene temor, que le da pena mostrar lo que sabe hacer, tírele este post y escúpale en la cara de parte mía. Gracias.